¿Qué es un esguince de ligamento anterior cruzado?

Un esguince es una lesión de la articulación que produce un estiramiento o un desgarro de un ligamento. Los ligamentos son bandas muy resistentes de tejido que conectan un hueso con otro.

El ligamento anterior cruzado (por sus siglas en inglés, ACL) es uno de los ligamentos principales que se encuentran en la parte central de la rodilla.

Conecta el hueso del muslo (fémur) con el hueso de la pantorrilla (tibia). Este ligamento, junto con el ligamento posterior cruzado, ayuda a mantener la estabilidad de la rodilla y evita que el fémur se deslice o gire sobre la tibia.

Los esguinces se clasifican como de grado I, II o III dependiendo de su gravedad:

  • Esguince de grado I: dolor con muy poco daño en los ligamentos.
  • Esguince de grado II: más daño en los ligamentos y aflojamiento moderado de la articulación.
  • Esguince de grado III: el ligamento está completamente desgarrado y la articulación está muy floja o inestable.

¿Cómo ocurre?

El ligamento anterior cruzado se lesiona frecuentemente cuando se tuerce la rodilla en forma forzada. También se puede lesionar cuando la rodilla se estira más de lo que puede (hiperextensión).

A veces ocurre cuando se trata de desplazar el fémur de golpe con respecto al hueso de la pantorrilla, como por ejemplo cuando uno se para de golpe al correr o transfiere su peso al esquiar.

Síntomas del Esguince de Ligamento Anterior Cruzado.

Cuando se lesiona la articulación por primera vez uno escucha un ruido que viene de adentro, con mucho dolor. En general viene acompañado por gran inflamación de la rodilla en las primeras horas después de que se produjo la lesión.

Esta inflamación se llama efusión y se debe a la acumulación de sangre en la articulación de la rodilla.

Si se desgarró el ligamento anterior cruzado hace varios meses o varios años, y no se operó para reconstruirla, puede tener la sensación de que la rodilla cede cuando la tuerce o la hace girar.

Diagnostico del Esguince de Ligamento Anterior Cruzado.

Su profesional médico le examinará la rodilla para ver si se aflojó. Si tiene la articulación inflamada, es posible que use una aguja y una jeringa para sacarle la sangre.

También es posible que le haga una radiografía para ver si los huesos de la rodilla se lesionaron. Para ver la condición del ligamento anterior cruzado, y la de otros ligamentos o cartílagos, le puede también hacer una resonancia magnética (MRI).

Tratamiento del Esguince de Ligamento Anterior Cruzado.

El tratamiento consiste en:

  • Colocar hielo sobre la rodilla por 20 ó 30 minutos cada 3 ó 4 horas durante 2 ó 3 días o hasta que el dolor desaparezca.
  • Mantener la rodilla elevada la mayor cantidad de tiempo posible colocándola sobre una almohada hasta que la inflamación desaparezca.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios u otras drogas recetadas por su profesional médico.
  • Hacer los ejercicios recomendados por su profesional médico o fisioterapeuta.

Su profesional médico le podrá recomendar que:

  • Se coloque una venda elástica sobre la rodilla para evitar que la inflamación se agrave.
  • Use un inmovilizador en la rodilla para protegerla.
  • Use muletas.

En el caso de desgarros totales, usted tendrá que decidir junto con su profesional médico si va a hacer una rehabilitación intensa o si es mejor operarse y después hacer rehabilitación. El ligamento anterior cruzado no se puede volver a coser. Se debe reconstruir con ligamentos o tendones de otra parte de la pierna, para volver a conectar la tibia con el fémur.

Puede decidir hacerse una cirugía reconstructiva del ligamento anterior cruzado si:

  • Su rodilla está inestable y cede cuando realiza sus actividades diarias o actividades deportivas.
  • Usted es un atleta de alto nivel y es posible que su rodilla esté inestable o ceda durante la práctica de su deporte (por ejemplo, baloncesto, fútbol americano o fútbol).
  • Usted es una persona joven y no quiere abandonar su estilo de vida deportivo.
  • Quiere evitar que la rodilla se lesione más todavía. Una rodilla inestable puede crear lesiones en los meniscos y traer artritis.

Puede decidir no hacerse la operación si:

  • Su rodilla no está inestable y no le duele, y puede hacer las actividades que quiere sin tener síntomas.
  • Está dispuesto a abandonar los deportes que ponen mucha carga en las rodillas.
  • No practica deportes.

Si un niño se desgarra el ligamento anterior cruzado cuando todavía está creciendo, el médico le puede recomendar que posponga la cirugía hasta que haya dejado de crecer.

¿Cuánto duran los efectos?

Cuando se desgarra el ligamento anterior cruzado (ACL, por sus siglas en inglés), tendrá dolor e inflamación por varias semanas. Si el ligamento anterior cruzado está completamente desgarrado, los efectos serán crónicos.

Puede sentir la rodilla floja y que cede al correr o cambiar de dirección. Para mejorar estos síntomas tendrá que hacer ejercicios de rehabilitación, usar un arnés especial y modificar sus actividades. Es posible que le recomienden que se opere.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su rodilla, y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión.

En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse. El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá retornar al deporte o actividad en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:

  • Puede estirar y doblar la rodilla lesionada por completo sin dolor.
  • Su rodilla y su pierna han vuelto a tener la resistencia normal comparado con la rodilla y pierna que no están lesionadas.
  • Ha desaparecido la efusión.
  • Puede caminar, agacharse y ponerse en cuclillas sin dolor.

¿Cómo Prevenir un Esguince de Ligamento Anterior Cruzado?

Desafortunadamente, la mayoría de las lesiones de ligamento anterior cruzado se producen por accidentes que no se pueden prevenir. Sin embargo, puede reducir la posibilidad de lesiones fortaleciendo los músculos del muslo y haciendo ejercicios de estiramiento de la pierna con regularidad. Cuando esquíe, pídale a un profesional competente que ajuste correctamente las fijaciones para que suelten el esquí al caerse.

Espero que estos consejos sobre el Esguince de Ligamento Anterior Cruzado te ayuden a darle un seguimiento adecuado con tu médico traumatologo.

¿Qué es la osteoartritis?

La osteoartritis es una enfermedad que produce la descomposición de los cartílagos en las articulaciones. También se llama artritis o enfermedad degenerativa de las articulaciones (DJD, por sus siglas en inglés).

El cartílago es el acolchado de la articulación que cubre los extremos de los huesos para permitir su libre movimiento. Se hace irregular, se deshilacha o se desgasta, dejando al descubierto los huesos, que comienzan a frotarse.

Como consecuencia las articulaciones se irritan y se inflaman. A veces la irritación produce crecimientos anormales del hueso, conocidos como quistes, que aumentan la inflamación.

La enfermedad en general afecta los pies, las rodillas, la parte inferior de la espalda, las caderas y los dedos. En general quedan afectadas una o varias articulaciones al mismo tiempo.

¿Cómo ocurre la Osteoartritis?

No se conoce la causa exacta de la osteoartritis, pero el desgaste excesivo de las articulaciones es un factor importante. La obesidad, mala postura, viejas lesiones y uso excesivo pueden causar desgaste adicional en las articulaciones. Aparentemente, la herencia genética también juega un papel.

La osteoartritis es más común en las mujeres que en los hombres.

Síntomas de la Osteoartritis.

Debido a que el desgaste de las articulaciones ayuda a que se desarrolle la osteoartritis, las articulaciones comienzan a quedar afectadas al principio de la adultez. La osteoartritis empeora gradualmente a medida que envejece.

Si bien se pueden ver signos de osteoartritis en radiografías de personas más jóvenes, es posible que no tengan ningún síntoma. Los síntomas de artritis en general se notan por primera vez después de los 60 años de edad. No obstante, pueden aparecer antes o después de esta edad.

Los síntomas de la osteoartritis incluyen:

  • Dolor moderado a severo en una articulación, sobre todo después de haberla usado demasiado o después de periodos largos de inactividad, como por ejemplo después de estar sentado por mucho tiempo.
  • Ruido de algo que cruje o roza en la articulación.
  • Hinchazón, entumecimiento, movimiento limitado de la articulación, sobre todo por la mañana.
  • Debilidad en los músculos que rodean la articulación que duele, por falta de uso.
  • Deformidad de la articulación.

¿Cómo se diagnostica la Osteoartritis?

Su médico revisará su historia clínica y lo examinará. También le pueden hacer análisis de sangre y radiografías. También es posible que le tome una muestra de líquido de la articulación que le duele con una aguja para confirmar el diagnóstico.

Tratamiento de la Osteoartritis.

El objetivo del tratamiento es que usted pueda seguir usando la articulación, al reducir la carga sobre la misma y al aliviar el dolor, entumecimiento e hinchazón.

Los medicamentos pueden controlar el dolor y reducir la inflamación. En la mayoría de los casos, el mejor medicamento para aliviar el dolor es el acetaminofeno (acetaminophen). Tiene menos efectos secundarios que otros analgésicos cuando se usa durante mucho tiempo.

Para tratar el dolor también se usan los medicamentos anti inflamatorios no esteroides (NSAID, por sus siglas en inglés).

La aspirina, el ibuprofeno (ibuprofen) y el naproxeno (naproxen) son ejemplos de NSAID que se pueden comprar con o sin receta.

Los adultos mayores de 65 años de edad no deberían tomar NSAIDs por más de 7 días sin aprobación de su profesional médico.

Los NSAID ayudan a aliviar el dolor y la inflamación pero pueden causar problemas de riñón y estómago.

Los inhibidores de COX-2, como celecoxib (Celebrex), son NSAID que sólo se pueden comprar bajo receta. Los medicamentos COX-2 en general causan menos problemas de estómago que otros NSAID. Si bien pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis, los inhibidores COX-2 se han vinculado con un mayor riesgo de sufrir ataques al corazón y accidentes cerebro vasculares.

Consulte con su profesional médico para aprender más sobre los NSAID.

A veces las cremas anti inflamatorias o que dan calor frotadas sobre la articulación artrítica pueden aliviar el dolor a corto plazo.

Para aliviar el dolor, también puede colocarse hielo en la articulación una o dos veces por día. Los baños calientes con parafina también pueden ayudar a aliviar los síntomas en los pies y manos.

Si bien no hay pruebas conclusas, algunas personas parecen beneficiarse de los remedios naturales glucosamina (glucosamine) y sulfato de condroitina (chondroitin sulfate).

El yoga y la acupuntura pueden ayudar a aliviarle el dolor y el entumecimiento de las articulaciones.

Es posible que su profesional médico le inyecte esteroides en la articulación que duele para ayudar a aliviar el dolor.

Si tiene sobrepeso, su profesional médico le puede recomendar que pierda peso. Esto se puede hacer comiendo menos calorías y aumentando su nivel de actividad física. Esto ayuda a reducir la carga sobre la articulación.

Los bastones, andadores, sillas de ruedas y carritos motorizados ayudan a no poner carga sobre las articulaciones afectadas y reducen el dolor.

Los cabestrillos ofrecen protección contra el uso excesivo de las articulaciones.

La fisioterapia ayuda a reducir el dolor y los espasmos musculares. También le ayuda a conservar su libertad de movimientos. Los ejercicios regulares suaves son muy importantes para ayudar a controlar la osteoartritis.

A veces, cuando las caderas y rodillas están muy lastimadas, hay que reemplazarlas con una operación.

¿Cuánto durarán los efectos?

La osteoartritis no se puede curar. Una vez que se la diagnosticaron, la tendrá por el resto de su vida. Puede empeorar con el tiempo. Ayuda no lesionar las articulaciones repetidamente pero, una vez que el cartílago se haya dañado, no se puede reparar solo.

¿Cómo puedo cuidarme?

Nadie sabe a ciencia cierta cómo prevenir la osteoartritis, usted puede prevenir los síntomas con los siguientes consejos:

  • Mantenga sus articulaciones en buen estado de funcionamiento. Manténgase en buen estado físico. Haga todos los ejercicios indicados por su médico o fisioterapeuta para mejorar su postura, fortalecer los músculos y dar mayor movilidad a sus articulaciones. El ejercicio diario moderado es mucho mejor para sus articulaciones que el ejercicio vigoroso ocasional. Si puede, camine un poco todos los días. Use calzado cómodo y bien acolchado para caminar. También puede ejercitarse sentado o dentro de una alberca. La natación en una alberca de agua tibia no sólo sostiene su peso mientras hace ejercicio, sino que el calor también es bueno para el movimiento de las articulaciones.
  • Proteja las articulaciones haciendo ejercicios de pre calentamiento antes de realizar cualquier actividad intensa.
  • Use rodilleras para protegerse al estar de rodillas.
  • Tome los medicamentos recomendados por su médico para controlar la osteoartritis.
  • Mantenga su salud física siguiendo una dieta saludable, variada y con bajo contenido de grasas.
  • Siga las recomendaciones de su médico para controlar su peso.

Espero que esta información sobre la Osteoartritis te ayude a darle un seguimiento adecuado con tu medico traumatologo.

Ejercicios para la Osteoartritis de Rodilla

¿Qué es un desgarro de menisco (cartílago)?

El menisco es un pedazo de cartílago que está en el medio de la rodilla. El cartílago es un tejido resis-tente, elástico y liso que cubre y protege la superficie de las articulaciones. Hay un menisco en la parte interna de la rodilla (el menisco medial) y el menisco en la parte externa de la rodilla (el menisco lateral).

Cada menisco está fijado a la parte superior del hueso de la pantorrilla (tibia) y también hace contacto con el hueso del muslo (fémur), actuando como amortiguador cuando la rodilla está sosteniendo una carga. Si el menisco se desgarra puede causar dolor y limitar el movimiento de la rodilla.

¿Cómo ocurre?

El desgarro de menisco se puede producir cuando se tuerce la rodilla con fuerza, pero a veces se desgarra sin mucho esfuerzo, como por ejemplo cuando uno está en cuclillas.

¿Cuáles son los síntomas?

 Los síntomas pueden ser los siguientes:

Siente dolor en la articulación de la rodilla.
• Se le hincha la rodilla de inmediato y se acumula fluido en la articulación, llamado efusión.
• No puede doblar o enderezar la pierna por completo.
• La rodilla se bloquea o se traba en un solo lugar.
• Puede escuchar un ruido de algo que se rompe en el momento de la lesión.

Un desgarro crónico (viejo) de menisco le puede causar dolor ocasionalmente durante la actividad, con o sin inflamación. A veces la rodilla se le puede trabar o quedar rígida.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le pedirá que describa cómo se produjo la lesión. También le hará preguntas sobre su historia clínica y le examinará la rodilla. Le moverá la rodilla en varias direcciones, lo que puede causarle dolor en el menisco lesionado.

Una radiografía puede servir para ver si los huesos de la rodilla están lesionados, pero un desgarro de menisco no se puede detectar de esa manera. Para diagnosticar un desgarro de menisco a veces se hace una prueba de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

¿Cómo se trata?

 El tratamiento que se le dará puede consistir en:

• colocar hielo sobre la rodilla por 20 ó 30 minutos cada 3 ó 4 horas durante 2 ó 3 días o hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan
• elevar la rodilla colocándola sobre una almohada (para reducir la inflamación)
• colocar una venda elástica alrededor de la rodilla para evitar que la inflamación se agrave
• usar un inmovilizador de rodilla o rodillera para evitar que la lesión se agrave
• usar muletas
• tomar medicamentos antiinflamatorios u otras drogas contra el dolor recetadas por su profesional médico.

Para reparar o extraer pedazos de cartílago grande hace falta cirugía artroscópica. La operación dura aproximadamente una hora.

Un artroscopio es un tubo que tiene una luz en la punta que proyecta la parte interna de la rodilla en una pantalla de televisión.

El doctor puede generalmente reparar o extraer la parte lesionada pasando herramientas a través de la punta del artroscopio. Puesto que el menisco es un amortiguador importante, el doctor dejará la mayor cantidad de menisco sano posible durante la cirugía.

Podrá volver a la casa el mismo día de la operación. Debería mantener la pierna elevada. No realice demasiada actividad durante los próximos 2 ó 3 días.
No participe en actividades intensas hasta que el profesional médico le dé permiso.

¿Cuánto duran los efectos?

Si tiene un pequeño desgarro que no se reparó o eliminó, es posible que pueda llevar una vida normal y activa. No obstante, a veces la rodilla se puede inflamar, trabar, doler o endurecerse cuando realiza actividades.

Si se opera, tendrá que pasar un tiempo rehabilitando la rodilla. Todas las personas se recuperan a distinto ritmo, dependiendo de la gravedad de la lesión y de su salud general. Muchas personas vuelven a su nivel anterior de actividad en aproximadamente un mes después de la cirugía.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su rodilla y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión. En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse.

El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá retornar al actividades normales en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:

• Puede estirar y doblar la rodilla lesionada por completo sin dolor.
• Su rodilla y su pierna han vuelto a tener la resistencia normal comparado con la rodilla y pierna que no están lesionadas.
• Su rodilla ya no está hinchada.
• Puede caminar, agacharse y ponerse en cuclillas sin dolor.

¿Cómo se puede prevenir un desgarro de menisco?

Desafortunadamente, la mayoría de las lesiones del cartílago de la rodilla se producen por accidentes que no se pueden prevenir.

No obstante, puede evitar este tipo de lesiones si:

• fortalece los músculos del muslo
• estira lentamente las piernas antes y después del ejercicio
• usa zapatos que calzan bien cuando se ejercita y que están diseñados para la actividad que está realizando.

Cuando esquíe, pídale a un profesional competente que ajuste correctamente las fijaciones para que suelten el esquí al caerse.