¿Qué es un desgarro de menisco (cartílago)?

El menisco es un pedazo de cartílago que está en el medio de la rodilla. El cartílago es un tejido resis-tente, elástico y liso que cubre y protege la superficie de las articulaciones. Hay un menisco en la parte interna de la rodilla (el menisco medial) y el menisco en la parte externa de la rodilla (el menisco lateral).

Cada menisco está fijado a la parte superior del hueso de la pantorrilla (tibia) y también hace contacto con el hueso del muslo (fémur), actuando como amortiguador cuando la rodilla está sosteniendo una carga. Si el menisco se desgarra puede causar dolor y limitar el movimiento de la rodilla.

¿Cómo ocurre?

El desgarro de menisco se puede producir cuando se tuerce la rodilla con fuerza, pero a veces se desgarra sin mucho esfuerzo, como por ejemplo cuando uno está en cuclillas.

¿Cuáles son los síntomas?

 Los síntomas pueden ser los siguientes:

Siente dolor en la articulación de la rodilla.
• Se le hincha la rodilla de inmediato y se acumula fluido en la articulación, llamado efusión.
• No puede doblar o enderezar la pierna por completo.
• La rodilla se bloquea o se traba en un solo lugar.
• Puede escuchar un ruido de algo que se rompe en el momento de la lesión.

Un desgarro crónico (viejo) de menisco le puede causar dolor ocasionalmente durante la actividad, con o sin inflamación. A veces la rodilla se le puede trabar o quedar rígida.

¿Cómo se diagnostica?

Su profesional médico le hará preguntas sobre sus síntomas y le pedirá que describa cómo se produjo la lesión. También le hará preguntas sobre su historia clínica y le examinará la rodilla. Le moverá la rodilla en varias direcciones, lo que puede causarle dolor en el menisco lesionado.

Una radiografía puede servir para ver si los huesos de la rodilla están lesionados, pero un desgarro de menisco no se puede detectar de esa manera. Para diagnosticar un desgarro de menisco a veces se hace una prueba de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés).

¿Cómo se trata?

 El tratamiento que se le dará puede consistir en:

• colocar hielo sobre la rodilla por 20 ó 30 minutos cada 3 ó 4 horas durante 2 ó 3 días o hasta que el dolor y la hinchazón desaparezcan
• elevar la rodilla colocándola sobre una almohada (para reducir la inflamación)
• colocar una venda elástica alrededor de la rodilla para evitar que la inflamación se agrave
• usar un inmovilizador de rodilla o rodillera para evitar que la lesión se agrave
• usar muletas
• tomar medicamentos antiinflamatorios u otras drogas contra el dolor recetadas por su profesional médico.

Para reparar o extraer pedazos de cartílago grande hace falta cirugía artroscópica. La operación dura aproximadamente una hora.

Un artroscopio es un tubo que tiene una luz en la punta que proyecta la parte interna de la rodilla en una pantalla de televisión.

El doctor puede generalmente reparar o extraer la parte lesionada pasando herramientas a través de la punta del artroscopio. Puesto que el menisco es un amortiguador importante, el doctor dejará la mayor cantidad de menisco sano posible durante la cirugía.

Podrá volver a la casa el mismo día de la operación. Debería mantener la pierna elevada. No realice demasiada actividad durante los próximos 2 ó 3 días.
No participe en actividades intensas hasta que el profesional médico le dé permiso.

¿Cuánto duran los efectos?

Si tiene un pequeño desgarro que no se reparó o eliminó, es posible que pueda llevar una vida normal y activa. No obstante, a veces la rodilla se puede inflamar, trabar, doler o endurecerse cuando realiza actividades.

Si se opera, tendrá que pasar un tiempo rehabilitando la rodilla. Todas las personas se recuperan a distinto ritmo, dependiendo de la gravedad de la lesión y de su salud general. Muchas personas vuelven a su nivel anterior de actividad en aproximadamente un mes después de la cirugía.

¿Cuándo puedo volver a mis actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente. Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su rodilla y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión. En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse.

El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible. Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá retornar al actividades normales en forma segura cuando pueda hacer lo siguiente, en el orden en que aparece en la lista:

• Puede estirar y doblar la rodilla lesionada por completo sin dolor.
• Su rodilla y su pierna han vuelto a tener la resistencia normal comparado con la rodilla y pierna que no están lesionadas.
• Su rodilla ya no está hinchada.
• Puede caminar, agacharse y ponerse en cuclillas sin dolor.

¿Cómo se puede prevenir un desgarro de menisco?

Desafortunadamente, la mayoría de las lesiones del cartílago de la rodilla se producen por accidentes que no se pueden prevenir.

No obstante, puede evitar este tipo de lesiones si:

• fortalece los músculos del muslo
• estira lentamente las piernas antes y después del ejercicio
• usa zapatos que calzan bien cuando se ejercita y que están diseñados para la actividad que está realizando.

Cuando esquíe, pídale a un profesional competente que ajuste correctamente las fijaciones para que suelten el esquí al caerse.

About Carlos Martinez

No Comments

Be the first to start a conversation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *