¿Qué es una bursitis de hombro?

Una bursitis del hombro es una irritación o inflamación de la bursa del hombro.

Una bursa es una bolsa llena de fluido que hace de colchón entre los tendones, los huesos y la piel.

¿Cómo ocurre la bursitis de hombro?

La bursa del hombro se puede inflamar por movimiento repetido.

La bursitis del hombro se produce comúnmente cuando se practican deportes en que se levanta el brazo por encima de la cabeza, como por ejemplo natación, tenis o lanzamiento de un objeto.

También puede ocurrir en ciertos oficios como pintura o carpintería.

Síntomas de la bursitis de hombro.

  • Siente dolor en la parte delantera externa del hombro.
  • El hombro le puede doler cuando levanta el brazo por encima de la cabeza.
  • La parte externa del hombro se puede inflamar y a veces se siente caliente.

Diagnostico de la bursitis del hombro.

Su médico traumatologo le hará preguntas sobre sus síntomas y le examinara el hombro.

Tratamiento de la bursitis de hombro.

El tratamiento que se le dará puede consistir en:

  • Colobar hielo sobre el hombro por 20 ó 30 minutos cada 3 ó 4 horas durante 2 ó 3 días o hasta que el dolor desaparezca.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios u otros medicamentos para el dolor.
  • Recibir una inyección de corticosteroides en la bursa del hombro para reducir la inflamación y el dolor.
  • Hacer ejercicios para ayudar a la recuperación.

Tiempo de recuperación de la bursitis de hombro.

La duración de la recuperación depende de muchos factores, como su edad, salud y si ha tenido una lesión anteriormente.

El tiempo de recuperación depende también de la severidad de la lesión.

Cuando la bolsa del hombro está sólo moderadamente inflamada y recién comenzó a doler, puede mejorar en unas pocas semanas.

Cuando la bolsa está significativamente inflamada y ha estado doliendo por mucho tiempo, puede tardar hasta algunos meses en mejorar.

Tiene que dejar de realizar las actividades que causan el dolor hasta que su hombro haya cicatrizado.

Si continúa realizando actividades que causan dolor, sus síntomas volverán a aparecer y tardará más tiempo en recuperarse.

¿Cuándo puede volver a sus actividades normales?

Cada persona se recupera de su lesión a un ritmo diferente.

Su vuelta al nivel de actividad que realizaba anteriormente dependerá de la recuperación de su hombro y no de cuántos días o semanas han pasado desde que se produjo la lesión.

En general, cuánto más tiempo tarde en iniciar su tratamiento después de tener síntomas, más tiempo tardará en sanarse.

El objetivo de la rehabilitación es que pueda volver a realizar sus actividades normales lo más pronto posible.

Si vuelve a sus actividades normales antes de tiempo, puede agravar su lesión.

Podrá volver a practicar su actividades normales en forma segura cuando:

  • Pueda mover el hombro lesionado en todas las direcciones sin dolor.
  • El hombro lesionado haya recuperado su resistencia normal, comparado con el otro hombro.

Cómo prevenir la bursitis de hombro.

Haga ejercicios de precalentamiento adecuados y estire el hombro antes de hacer actividades como lanzar un objeto, jugar al tenis o nadar.

Si el hombro le empieza a doler cuando practica estas actividades, es posible que deba dejar de hacerlas hasta que el dolor desaparezca.

Ejercicios de Rehabilitación de la Bursitis de Hombro.

Usted puede comenzar a estirar los músculos que corren a lo largo del exterior de la cadera con los primeros 3 ejercicios. Usted puede hacer los ejercicios de fortalecimiento cuando el dolor agudo disminuye.

Ejercicios de estiramiento

Estiramiento de Piriformis:

Acostado boca arriba con las dos rodillas flexionadas, apoye el tobillo de la pierna lesionada sobre la rodilla de la pierna no lesionada. Agarre el muslo de su pierna no lesionada y tire de esa rodilla hacia su pecho. Usted sentirá un estiramiento a lo largo de las nalgas y posiblemente a lo largo de la parte externa de su cadera en el lado dañado. Mantenga esto durante 15 a 30 segundos. Repita 3 veces.

Estiramiento de la banda iliotibial (de pie):

Cruze la pierna no lesionada delante de la pierna lesionada y doble hacia abajo y toque los dedos de los pies. Usted puede mover sus manos a través del piso hacia el lado no lesionado y usted sentirá más estiramiento en el exterior de su muslo en el lado dañado. Mantenga esta posición durante 15 a 30 segundos. Vuelve a la posición inicial. Repita 3 veces.

Estiramiento de la banda iliotibial (inclinación lateral):

De pie de lado cerca de una pared, la pierna lesionada hacia el interior. Coloque la mano de su lado lesionado en la pared para apoyo. Cruzar la pierna no lesionada sobre la pierna lesionada, manteniendo el pie de la pierna lesionada estable. Inclínate en la pared. Mantenga el estiramiento durante 15 segundos y repita 3 veces.

Ejercicios de fortalecimiento.

Aumento de la pierna recta:

Acuéstese sobre la espalda con las piernas hacia fuera delante de usted. Apriete la parte superior del músculo del muslo en la pierna lesionada y levante esa pierna alrededor de 8 pulgadas del piso, manteniendo el músculo del muslo apretado a lo largo. Baje lentamente la pierna hacia abajo hasta el suelo. Haga 3 series de 10.

Extensión de cadera prona:

Acuéstese boca abajo con las piernas hacia atrás. Apriete los músculos de las nalgas y levante una pierna del piso alrededor de 8 pulgadas. Mantenga la rodilla derecha. Manténgalo presionado durante 5 segundos. Luego baje la pierna y relájese. Haga 3 series de 10.

Levantamiento de piernas de lado:

Acostado en su lado no lesionado, apriete las musculaturas del muslo delantero en su pierna lesionada y levante esa pierna de 8 a 10 pulgadas de distancia de la otra pierna. Mantenga la pierna recta. Haga 3 series de 10.

Wall squat con una pelota:

Párese con su espalda, hombros y hdad contra una pared y mire hacia adelante. Mantenga los hombros relajados y los pies 1 pie de distancia de la pared y el ancho de un hombro aparte. Coloque una almohada enrollada o una pelota de fútbol entre sus muslos. Manteniendo la cabeza contra la pared, lentamente se pone en cuclillas mientras se aprieta la almohada o la pelota al mismo tiempo. Póngase en cuclillas hasta que esté casi en una posición sentada. Sus muslos todavía no estarán paralelos al suelo. Mantenga esta posición durante 10 segundos y luego deslice lentamente hacia atrás en la pared. Asegúrese de mantener apretando la almohada o la pelota durante este ejercicio. Repita 10 veces. Construir hasta 3 juegos de 10.

Espero que estos consejos sobre la bursitis de hombro te ayude a darle un seguimiento adecuado con tu médico traumatologo.

 

Ejercicios para la bursitis de hombro

About Dr. Carlos Martinez

No Comments

Be the first to start a conversation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *