¿Sabias que hay una terapia para el tratamiento de la osteoporosis?

En este artiuclo queremos presentarles una excelente opción para tratar la osteoporosis y prevenir fracturas.

La terapia dirigida se llama PROLIA (nombre genérico: Denosumab) está aprobada por La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) de los Estados Unidos para el tratamiento de mujeres pos menopáusicas diagnosticadas con osteoporosis que presentan alto riesgo de fracturarse.

Prolia se administra como inyección subcutánea una vez cada 6 meses.

Prolia contiene denosumab, una proteína (anticuerpo monoclonal) que interfiere en la acción de otra proteína con el objetivo de tratar la pérdida ósea y la osteoporosis.

El tratamiento con Prolia REFUERZA LOS HUESOS y REDUCE LAS POSIBILIDADES DE FRACTURA.

El hueso es un tejido vivo que se renueva continuamente. Los estrógenos contribuyen a la conservación de la salud de los huesos. Después de la MENOPAUSIA, el nivel de estrógenos desciende, lo que puede provocar que los huesos se vuelvan más finos y frágiles.

A la larga esto puede provocar una enfermedad llamada OSTEOPOROSIS. Muchas mujeres con osteoporosis no presentan síntomas, aunque siguen teniendo riesgo de fracturarse los huesos, sobre todo en la columna, la cadera y las muñecas.

Las intervenciones quirúrgicas o los medicamentos que detienen la producción de estrógeno o testosterona, utilizados para tratar pacientes con cáncer de próstata o de mama, también pueden provocar la pérdida ósea. Con ello, los huesos se hacen más débiles y se rompen con más facilidad.

Mientras el tratamiento con Prolia se deberá tomar SUPLEMENTOS VITAMINA D Y CALCIO así como mantener una buena higiene dental.

La contraindicación del uso de Prolia es tener niveles bajos de calcio por ejemplo en insuficiencia renal o si necesita diálisis de igual manera si se es alérgico a denosumab o cualquier otro ingrediente de Prolia.

Los efectos adversos más frecuentes es dolor en sitio de aplicación (brazo, pierna, abdomen) y opacidad del cristalino.

Nos ponemos a sus órdenes para valorar de manera individual a sus familiares que deseen iniciar el tratamiento.

La inyección se aplica cada 6 meses.

Quedo a sus órdenes

Dr. Carlos Alberto Martínez Guerra