¿Qué es un yeso?

Un yeso es una estructura de soporte que rodea una parte lesionada del cuerpo para protegerla, evitando que se mueva y acelerando la cicatrización.

Los yesos se fabrican de fibra de vidrio o de yeso.

Su uso más frecuente es para el tratamiento de huesos rotos.

A veces se usan también para cicatrizar ligamentos o tendones desgarrados o como tratamiento postoperatorio.

¿Cómo se coloca un yeso?

  • Primero se rodea la parte lesionada del cuerpo con material acolchado.
  • Después se enrolla el yeso sobre el material acolchado como si fuera un vendaje.
  • Durante el proceso de endurecimiento del material, se tendrá una sensación de calor.

¿Cómo se quita un yeso?

  • El yeso se quita por medio de una sierra circular diseñada especialmente.
  • La sierra está diseñada para que no pueda cortar la piel.
  • El yeso sólo debe ser quitado por su profesional médico.

¿Por cuánto tiempo tengo que seguir usando el yeso?

  • El tiempo que hay que tener el yeso puesto depende de su tipo de lesión.
  • Algunas lesiones cicatrizan en pocas semanas y otras toman varios meses.

Consejos para el Cuidado del Yeso

1.- Dolor e hinchazón:

  • Tome acetaminofeno o ibuprofeno las primeras 48 horas.
  • Debe elevar la pierna o el brazo por encima del nivel del corazón para reducir la hinchazón.
  • Si tiene la pierna enyesada, siéntese y ponga cojines debajo de la pierna para mantenerla elevada las primeras 24 horas.
  • Si su profesional médico le dio un cabestrillo para el brazo, úselo para mantener la parte lesionada elevada.
  • Mover los dedos de las manos o de los pies también puede reducir la hinchazón.

2.- Mantenga seco su yeso:

  • La mayoría de los yesos no se pueden mojar.
  • Un yeso fabricado con material de yeso se desintegrará si se moja.
  • Un yeso fabricado con fibra de vidrio no se desintegrará, pero el material acolchado que está abajo puede empezar a oler si se moja.
  • El material acolchado mojado también le puede afectar la piel.
  • Se puede bañar usando un paño mojado, en lugar de ducharse o darse un baño de tina.
  • Si va a estar cerca del agua (incluyendo la lluvia), envuelva la parte enyesada en una bolsa de plástico gruesa.
  • Mantenga la bolsa en su lugar con una goma elástica.
  • Aun así, trate de que la bolsa de plástico no se moje.
  • Si el yeso se llegara a mojar, lo podrá secar con un secador de cabello.
  • Si se le moja el yeso y a las 4 ó 5 horas todavía no lo siente seco, llame a su profesional médico.
  • Es posible que su profesional médico le ponga un yeso especial y un recubrimiento que le permita mojar el yeso, y hasta nadar.

3.- Picazón:

  • Muchas personas comienzan a sentir picazón debajo del yeso.
  • Nunca trate de rascarse con las uñas u otro objeto filoso dentro del yeso.
  • Puede lesionarse la piel y provocar una infección.
  • A veces puede sentir alivio echando aire hacia adentro del yeso por los extremos usando una secadora para el pelo (en modo frío).
  • También se puede sentir alivio echando un poco de talco adentro.

4.- Actividad:

  • Su grado de actividad depende de su lesión.
  • No podrá andar en bicicleta ni practicar la mayoría de los deportes.
  • Es posible que le den permiso para participar en ciertos deportes si usa un material acolchado alrededor del yeso.
  • Si le ponen un yeso en la pierna, no debe caminar ni apoyar el peso del cuerpo en esa pierna durante las primeras 48 horas.
  • El yeso necesita tiempo para secarse y hacerse resistente.
  • Si su profesional médico quiere que use un andador o muletas, no debe poner ningún peso en la pierna lesionada.
  • Pregunte a su profesional médico qué actividades puede realizar sin peligro.

Después de haberme puesto el yeso, ¿en qué tengo que cuidarme?

Si tiene cualquiera de los problemas mencionados, póngase en contacto de inmediato con su profesional médico.

Hinchazón:

Su lesión puede seguir hinchándose.

Para limitar la hinchazón, coloque la zona lesionada a un nivel más alto que el corazón.

Algunos signos de hinchazón son los siguientes:

  • Dolor agudo o persistente.
  • Sus dedos duelen o están entumecidos, o no los puede mover.
  • Las uñas le cambian de color.

Infección:

A veces el área protegida por el yeso se infecta.

Algunos signos de infección son los siguientes:

  • Drenaje de fluidos en la piel que se encuentra protegida por el yeso
  • Dolor
  • Fiebre

Calce del yeso:

  • Lo puede sentir demasiado flojo o demasiado apretado.
  • Es posible que se debilite debido al desgaste.
  • Llame a su profesional médico si siente que el yeso está demasiado apretado o demasiado flojo.
  • Hable con su profesional médico si el yeso sufre algún daño o está debilitado a causa del uso y el desgaste.
  • Si encuentra cualquiera de los problemas mencionados, póngase en contacto de inmediato con su profesional médico.

Espero que estos consejos sobre los cuidados del yeso te ayuden en tu proceso de recuperación. Recuerda también darle un seguimiento adecuado en la recuperación con tu médico traumatólogo.

Consejos para Usar las Muletas Correctamente

¿Qué son las muletas?

Las muletas son soportes que le permiten caminar con una pierna o un pie lesionado.

¿Cómo se usan las muletas ?

Usar las muletas correctamente para caminar:

  • Desplace las muletas hacia adelante en forma pareja, manteniendo su pierna lesionada levantada.
  • Inclínese hacia adelante, apoyando su peso sobre las manos mientras sujeta las muletas por su empuñadura.
  • No apoye las muletas sobre sus axilas porque la presión puede dañar un nervio que pasa por las axilas.
  • Lleve la pierna sana hacia delante, apoyando el pie un poco más adelante que las muletas. Repita.

En algunos casos su profesional médico puede permitir que se apoye en la pierna lesionada mientras está usando las muletas.

Usar las muletas correctamente para levantarse de una silla o de la cama:

  • Junte ambas muletas y tómelas por su empuñadura con la mano que está del lado de la pierna lesionada.
  • Levántese de la silla o de la cama apoyándose en la otra mano y empujando hacia arriba sobre las muletas.
  • Use su pierna sana para pararse.
  • Conserve su equilibrio y ponga una muleta a cada lado del cuerpo antes de empezar a caminar.

Usar las muletas correctamente para sentarse:

  • Junte las dos muletas y tómelas por su empuñadura con la mano que está del lado de la pierna lesionada.
  • Apóyese en la silla o la cama con la otra mano y vaya bajándose lentamente.
  • A menos que le permitan apoyarse sobre la pierna lesionada, manténgala levantada y apóyese siempre sobre la pierna sana.

Usar las muletas correctamente en escaleras:

  • Para subir, acérquese a las escaleras.
  • Suba un escalón con la pierna sana, y después suba las muletas y la pierna lesionada hasta el mismo escalón. Repita.
  • Para bajar, ponga primero las muletas y la pierna lesionada en el primer escalón hacia abajo.
  • Después baje con su pierna sana. Repita.
  • Si tiene un pasamanos, coloque ambas muletas debajo del brazo opuesto y use el pasamanos para apoyarse.

Recuerde: «Subir con la buena, bajar con la mala.»

Usar las muletas correctamente para pasar por las puertas:

  • Compruebe que tiene el espacio suficiente para que sus piernas y las muletas puedan pasar por la puerta.
  • Después de abrir la puerta, trábela para que no se cierre con la punta de una muleta. Pase por la puerta.

¿Cómo puedo cuidarme mientras estoy usando muletas?

  • Tenga cuidado de no resbalarse en agua o sobre el hielo.
  • A veces las muletas se frotan contra la piel, entre el brazo y el pecho.
  • Para evitar escamas en el cuerpo puede usar loción corporal o talco.
  • Si se le cansan o se le irritan las manos, puede añadir material acolchado en las empuñaduras de las muletas.
  • No se recueste sobre las muletas ni las apoye contra sus axilas.
  • Si siente presión sobre sus axilas aunque esté usando las muletas correctamente, eso quiere decir que son muy largas y hay que acortarlas.

Espero que estos consejos sobre como usar las muletas correctamente te ayuden a darle un seguimiento adecuado en la recuperación y tratamiento que te da tu médico traumatólogo.

usar las muletas correctamente