Traumatologo Especialista en Pie y Tobillo

El Doctor Carlos Martínez es uno de los mejores traumatologos especialista en pie y tobillo de Monterrey. Nuestro objetivo es que nuestros pacientes puedan reintegrarse a sus actividades diarias lo antes posible.

En el consultorio se realiza una evaluación completa de la salud de las articulaciones para ofrecerle los mejores tratamientos de pie y tobillo en su caso.

Podemos ayudarle en afecciones del pie como lesiones del tendón de aquiles, deformidades en los dedos, pie plano y deformidades del pie, fascitis plantar y espolón calcáneo.

Así como afecciones del tobillo como fracturas, esguinces, tendinitis, pinzamiento anterior, inestabilidad de tobillo.

¿Necesita Ayuda?

Llámenos o envía un whatsapp ahora!

  • Hallux Valgus (juanetes)

El Hallux Valgus es una deformidad del dedo gordo del pie (hallux), que se desvía hacia fuera, es decir en valgo, creando un bulto de hueso frecuentemente doloroso, conocido como Juanete. Es una de las patologías del pie más frecuentes. Se da como resultado del mal desarrollo del pie y normalmente son causados por la forma de caminar, el tipo hereditario de pie y uso de calzado inadecuado. Las enfermedades reumáticas como la Artritis Reumatoide también favorecen la aparición de grandes deformidades en el pie.

  • Deformidades en los Dedos

Consiste en una deformidad por la flexión progresiva de los dedos, que en un inicio es flexible, pero con el paso del tiempo se va convirtiendo en fija, siendo ya imposible la extensión completa del dedo.

Los dedos en mazo, en martillo y en garra están entre los problemas más frecuentes de los dedos del pie. Los dedos en martillo y en garra se tuercen hacia arriba, y en las clinodactilias los dedos se tuercen lateralmente. También debemos incluir los callos interdigitales que se producen normalmente entre el cuarto y el quinto dedo y en los cuales la piel se rehumedece y se produce una alteración interdigital que provoca un dolor importante.

  • Pie Plano

Todos los niños pequeños hasta alrededor de los cuatro a seis años tienen un pie plano que se considera normal porque sus pies aún no han evolucionado hacia el del adulto. El pie plano es una deformación en la cual el arco interno del pie ha disminuido su altura o ha desaparecido y la planta aqueda apoya completamente sobre el suelo, esto se va conformando después de los 4 años de edad.

Los niños que lo padecen, a menudo se quejan de marcha tardía, cansancio precoz (quiere que lo lleven en brazos), además de deformación del calzado, desgastado el borde interno del taco, dolores en las pantorrillas y cara anterior de las piernas y calambres nocturnos.

El pie plano del adulto o adquirido, se debe a múltiples causas que afectan a las distintas estructuras del pie tales como enfermedades inflamatorias reumáticas como la artritis reumatoide, gota, traumatismos y fracturas, evolución de unos pies planos infantiles etc. En todos los casos anteriores, según cuál sea la causa, se pueden afectar uno o ambos pies.

  • Deformidades del Pie

La mayoría de las malformaciones del pie se producen durante el período de desarrollo embrionario y las deformidades durante el período fetal.
A pesar de la evolución que sufre el pie, después del nacimiento hay tres edades durante la vida donde se puede desarrollar con más frecuencia, deformidades del pie, aunque también pueden presentarse en los intervalos desde el nacimiento hasta los 2 años; durante la adolescencia; y en la Edad Senil.
Las causas de las deformidades pueden ser congénitas o adquiridas. Las deformidades más comunes son: pie plano, pie valgo, pie equino, pie zambo, pie cavo y pie talo.

  • Fascitis Plantar y Espolón Calcaneo

Si padece desde hace tiempo dolor en el talón, más agudo al levantarse por la mañana, y siente como si un clavo le atravesara el talón, tal vez padezca de una fascitis plantar o un espolón calcáneo. En ambos casos, el dolor es producido por la inflamación de una membrana que envuelve la musculatura de la planta del pie, ya sea en su recorrido (fascitis) o en su inserción (espolón). Suele verse en pies muy aplanados o con mucho arco, donde la tensión a la que es sometida dicha fascia es mayor de lo normal.

  • Fracturas y Lesiones Deportivas

Las torceduras y las fracturas del tobillo son lesiones deportivas comunes.
Las fracturas se producen por movimientos forzados del pie en aducción, abducción, pronación, supinación, combinados, torsión, choque vertical, entre otros.
Por su parte, las lesiones se dividen en dos categorías: (1) Lesiones agudas/traumático que se producen debido a una fuerza repentina, o de impacto, en el pie o el tobillo, y (2) Las lesiones por uso excesivo que se derivan del uso excesivo, la falta de descanso adecuado, la falta de adecuados ejercicios de calentamiento o acondicionamiento deficiente.

Es imposible prevenir una lesión al 100%, pero existen medidas preventivas muy apropiadas como por ejemplo, estar en una condición física adecuada para jugar un deporte, jugar con las reglas del deporte, use equipo de protección adecuado, descanso, calentamiento, y evitar jugar cuando hay dolor o fatiga.

  • Metatarsalgias (callosidades)

Metatarsalgia es cuando hay dolor en la región anterior del pie, como producto de una inflamación o una sobrecarga mecánica. Generalmente se ve acompañado de híper queratosis o callosidades.
Estas callosidades reaparecen al tiempo después de sacarlas ya que son producidas por sobrecarga en la zona del metatarso y como forma de protección del cuerpo.

Fusión Artroscópica de Tobillo